Formación Docente Continua

PROGRAMA DE FORMACIÓN DOCENTE CONTINUA

“Docencia en el marco del nuevo modelo educativo de la UMSS”

Descripción del Programa

El Programa de Formación Docente Continua consiste en la articulación planificada de cursos crédito que permiten una acreditación progresiva y flexible de acuerdo a las necesidades e intereses temáticos, la disponibilidad de tiempo y el esfuerzo de los participantes.

Su flexibilidad, dinamicidad, progresividad, ajuste permanente a la realidad contextual, interculturalidad, integralidad y aplicabilidad hacen que el programa constituya un espacio de encuentro e interacción reflexiva y dialogada de los docentes sobre su labor docente. Este espacio de intercambio de experiencias, saberes y conocimientos sobre la labor docente es nutrido por la exigencia y la necesidad de contar con herramientas teóricas y prácticas que orienten las transformaciones pedagógicas. El Programa asume que el docente es un sujeto activo, un profesional con experiencia, pero que hasta ahora se ha visto aislado de cualquier espacio de interacción y reflexión autocrítica respecto de sus prácticas.

El programa consta de tres subprogramas: el subprograma “Profesionalización docente universitaria”, el subprograma “Formación posgradual para maestros” y el subprograma “Profesionalización docente en educación superior no universitaria”.

PFDC

En base a la estructura de los tres subprogramas mencionados, se plantea la oferta de cursos, diplomados, especialidades, maestrías y doctorados.

Orientación Metodológica del Programa

El Programa de Formación Docente Continua asume una orientación metodológica crítica y constructiva que parte de los conocimientos y prácticas actuales de los docentes para, de ahí, generar procesos de análisis, reflexión y acción transformadora de manera conjunta.

La reflexión personal y conjunta apunta a la conformación de comunidades académicas de interaprendizaje interdisciplinario. Esto se articula a un proceso de sistematización y difusión de las distintas prácticas, acciones y experiencias que los propios docentes han desarrollado en su tarea profesional, que se implementará como parte del Programa, y que a la larga, situará a los docentes como mediadores socioculturales de procesos educativos con alta responsabilidad social.

El Programa asume la noción de investigación-acción como praxis; es decir, un camino en espiral que sigue la acción-reflexión-acción, que parte de la experiencia personal, se nutre con la experiencia de otros colegas y de la misma construcción colectiva; y, apunta a la transformación efectiva en una dinámica de formación continua. De esta manera, la investigación-acción implica la progresiva cualificación de la práctica docente.

La noción de profesionalización de la tarea docente se concretiza en el potencial que genera el componente de investigación en cada uno de los niveles de acreditación (curso, diplomado, especialidad, maestría y doctorado).

Una orientación metodológica explícita en el programa es la relacionada con la responsabilidad social del conocimiento. Por ello, se pone énfasis en las instancias de socialización y difusión de las prácticas, propuestas, innovaciones y experiencias docentes dentro el Programa. La noción de responsabilidad social apela a la validez y vigencia de los conocimientos en tanto productos colectivos y no individuales.

El programa de Formación Docente Continua asume la necesidad de trabajar desde y para la diversidad, entendiendo la interculturalidad como una perspectiva académica y social que permite desarrollar la pluralidad en la reflexión y la práctica docente universitaria.

La conformación de equipos multidisciplinarios y la utilización de metodologías de investigación plurales apuntan al desarrollo de un proceso de formación desde la diversidad no sólo cultural, sino también pedagógica y epistémica.